¿Necesitás una motherboard y te sentís perdido entre los modelos existentes? En primer lugar debés tomar en cuenta el tipo de procesador soportado - elegí un chipset Intel o AMD compatible. Si usas tu ordenador para actividades que necesitan más memoria la motherboard debe soportar una memoria más amplia. También hace falta una con un controlador eficiente para poder disfrutar al máximo del sistema de memoria disponible para el chipset elegido.